Campeonato Nacional de Coctelería FABE 2019

La experiencia de participar en FABE fue bastante buena, con muchísimos nervios todos los días en los que me toco competir, pero los nervios no han podido sobrepasar las emociones positivas, la felicidad de estar con personas expertas en el campo, de aprender de ellos y de mis compañeros de competición, también haber tenido el placer de participar en un evento tan grande y el haber ganado tantas categorías fue gratificante, no todo el tiempo tienes las¡ oportunidad de participar en congresos así de grandes, mucho menos lograr quedar entre los mejores y poder ir al mundial.

En cuanto a la organización, fue satisfactoria, todo estaba planeado de la mejor forma en la que pudieron, se logró hacer que todos nos sintiéramos parte del evento, tanto los competidores como los integrantes de las asociaciones de cada lugar, buscaban la mejor forma de resolver los problemas que iban sucediendo. A pesar de haber sido una organización de un evento grande, se sintió el calor de ser una familia, porque a pesar de ser una competencia, entre todos nos ayudábamos y nos llevamos bien.

 

Pamplona, una ciudad bonita, muy acogedora, con demasiada historia y cultura vinícola, se le da importancia y se resalta la labor que tienen los viñedos, con una cultura gastronómica ejemplar e interesante.

En cuanto a la comida, fue increíble, tienen un cuidado para sus productos que a nivel gastronómico se aprecia, más siendo alguien que estudia gastronomía, uno se espera que se tenga el mismo cuidado en todos lados, pero Navarra me sorprendió, porque le tienen el mismo cariño y cuidado a como elaboran sus alimentos y como tratan a sus consumidores, igual que como cuidan sus vinos.

 

Diego Alejandro De Silva Gamboa

Barmans asociados del Principado de Asturias

Comparte este artículo