Siempre con nosotros

Eugenio Sánchez Palacios

En el mundo de la hospitalidad, hay personas que se destacan por su dedicación, pasión y habilidades excepcionales. Este homenaje está dedicado a un individuo que encarna todas estas cualidades: nuestro querido amigo, un gran camarero de sala que ha compartido su amistad y amor por la coctelería con bartenders y clientes por igual.

Eugenio Sánchez Palacios, cuya sonrisa siempre iluminaba la sala, fue un verdadero embajador de la hospitalidad. Su habilidad para recordar los nombres de los clientes, sus preferencias y detalles personales muestra un compromiso inquebrantable con su trabajo. Cada vez que entraba en la sala, transforma el ambiente en un lugar acogedor y especial.

Lo que distinguía a Eugenio a parte de su gran labor en la sala era su profundo amor por la coctelería. Su pasión por los licores, mezclas y presentaciones es contagiosa, y ha influido en muchos bartenders, inspirándolos a alcanzar nuevas alturas en su oficio con su buen hacer, su compañerismo y su sabiduría. Siempre estaba dispuesto a compartir su conocimiento y consejos con quienes buscan aprender, incentivando, motivando y haciendo que la Asociación de Barmans de Málaga Costa del Sol se enriqueciera con ese saber hacer y con esa predisposición total de colaboración.

Pero no era solo un maestro en el arte de servir, sino también un amigo leal y generoso. Ha estado al lado de los bartenders durante los momentos difíciles y ha celebrado sus éxitos con igual entusiasmo. Su camaradería y apoyo inquebrantable han forjado amistades duraderas en la industria de la coctelería.

Hoy, en este homenaje, expresamos nuestro profundo agradecimiento por lo que Eugenio ha aportado a nuestro mundo. Su presencia ha enriquecido nuestras vidas y nuestro oficio, y su espíritu generoso y amistoso seguirá inspirando a las generaciones futuras de bartenders y amantes de la coctelería. En reconocimiento a su dedicación, amistad y pasión por la coctelería, brindamos por ti, querido amigo, camarero de sala excepcional. Tu legado perdurará en nuestros corazones y en cada cóctel que preparemos.

¡¡¡Salud, hasta pronto compañero!!!